Así el balance de la primera parte de la temproada | 21/12/2016

Para Tauroplaza México se han dado tardes de importancia y valor en le albero de Insurgentes dentro de la Pasión Hecha a Mano.

Pasión y gloria se vivieron durante la primera parte de la Temporada Grande 2016-2017 de la Plaza México, ello gracias a las tardes de entrega de los toreros y rejoneadores que salieron a dejar el alma en el albero de la denominada Catedral Taurina de América.

Los artistas de luces encontraron los lienzos perfectos para la creación de las obras que ya perduran en el tiempo. Mágicos momentos firmados por el capote y muleta de José María Manzanares en la tarde inaugural con el toro “Contador”, al que le cortó una oreja.

Queda también el oficio y maestría de Eullalio López “Zotoluco”, con el toro “Nube Roja”, de Bernaldo de Quirós con el que se abrió la Temporada Grande. En el recuerdo quedarán los lances con el percal que firmó el peruano Andrés Roca Rey, quien imprimió la variedad y verdad.

Ante un encierro de impecable presencia de José Julián Llaguno vimos la clara apuesta y decisión de Arturo Saldívar en nuestra tercera corrida. Fermín Rivera una vez más cautivó con su toreo de reposo y temple en la Plaza México, firmando dos faenas faenas de nota en la tarde en la que volvió a conquistar el triunfo absoluto Sergio Flores que a base de entrega -por tercera ocasión consecutiva- abría la Puerta Grande.

El mano a mano sostenido por Sebastián Castella y Octavio García “El Payo”, que enmarcó la quinta corrida, dejó de manifiesto el momento tan importante que vive el torero queretano, quien firmó una de sus mejores faenas en este escenario, dimensionado su toreo de pureza y calidad. Juan Pablo Sánchez cortó e impregnó de magia su toreo gracias a esa muleta que lleva con temple, con ritmo y con mucha clase.

Miguel Ángel Perera también dejó destellos de calidad regalándonos la parsimonia con el capote y la muleta. La séptima corrida, que además enmarcó el primer festejo de la Feria Guadalupana, llevó como triunfador al diestro guanajuatense Diego Silveti, que rubricó una faena de valor y pundonor al sexto de la tarde.

Temporada Grande 2016 “Pasión hecha a mano” Balance primera parte de la temporada. La inspiración y magia de Morante de la Puebla se hizo presente tras plasmar una gran obra que se plagó de instantes de arte y profunda dimensión, dejando una faena que perdurará en la memoria de los aficionados; “Peregrino”, de 520 kilos, fue un toro de la ganadería de Teófilo Gómez con el que el torero de la Puebla del Río una vez más destapó el frasco de las esencias, encumbrando una faena de grandes dimensiones, completa, variada, de reposo y temple absoluto.

Joselito Adame tuvo una importante apuesta en la Plaza México al torear en solitario a seis toros de diversas ganaderías en lo que fue la cuarta encerrona de su carrera como matador de toros. Destacó la faena del torero hidrocálido realizada al toro “Mexicano”, de Teófilo Gómez, al que le cortó dos orejas de peso y valor.

El rejoneador Rodrigo Santos se convirtió en el máximo triunfador de la Corrida de Rejones que enmarcó además la décima corrida. El caballista potosino cortó dos orejas en la tarde de su despedida, justificando así no sólo su presencia, sino la brillante carrera que ha firmado a lo largo de más de tres décadas por ruedos mexicanos.

Las emociones volverán a vivirse, y los olés se escucharán con más fuerza en la próxima parte de la Temporada Grande, pues aún quedan muchas páginas por escribirse. En tanto, sigamos reviviendo todo lo que a su paso nos dejó esta primera parte, que gracias a la afición resultó un éxito.
 

Eltorollama.com | Copyright © 2017 | Todos los derechos Reservados | Diseño y Desarriollo Digital Rovira. Visitas: 20028